Una experiencia que me cambio la vida

Dtrasgoespués de vencer diferentes obstáculos, entre ellos, la vergüenza, me decido a contar y compartir hoy mi historia con ustedes. Una historia que involucra además de mi persona, seres del mundo pequeño.
1988
Sucedió una tarde mientras dormía (en casa de mi madre en Lanús Oeste); por aquel tiempo tenía 12 años. Nunca jamás había experimentado algo tan fascinante como lo que aconteció esa tarde.
Me acosté como todas las tardes a dormir una siesta, cuando pasado un rato me despierto y veo a mis pies tres figuras similares a los enanitos de los cuentos de hadas… Ropa verde, barba blanca, sombrero…

Cada uno en su mano llevaba un pico de esos que se utiliza para escarbar en la tierra. Iban los tres en fila, caminando como en su mundo…En ese momento pensé que era parte de un sueño, pero cuando me di cuenta que no era así, salte de la cama y fui corriendo hasta la habitación de mi mamá, para que ella también pudiera verlos.
Mi mama muy asustada por mi estado, corriendo me acompaño hasta mi cuarto y mientras caminábamos me preguntaba: “¿te sentís bien?”. Yo por la emoción y el miedo no podía decir nada y simplemente le dije que viera en la cama, una vez llegados a la habitación.

duendev y yoA todo esto, estas figuras seguían ahí, y ahora estaban los tres como jugando en el centro de la cama…
Lo extraño de todo era que mi mama no podía verlos e insistía con preguntas como -¿te sentís bien?; me tocaba la frente para ver si tenía fiebre…Yo le respondía que si, que estaba bien, y señalando con mi mano le decía desesperado:.-¡pero si están ahí!¿no los ves?
Indudablemente ella no podía verlos, así que decidí acostarme nuevamente. En ese momento las figuras, saltaron hacia la punta de la cama y allí tuve mi primer contacto con ellos…

Caminaron desde la punta de mis pies, a lo largo de mis piernas hasta la cintura y en el momento justo en el q los apunto nuevamente diciéndole a mi mama “ahí están! “ como por arte de magia, simplemente desaparecieron…

Eso es todo, es mi historia. No pretendo que creas, entiendo también que es mas fácil no creer, porque a mí mismo me paso. El único objetivo de este corto relato es contarlo y compartirlo con todos: los que creen y los que no creen.
Nunca indague sobre el porqué de este hecho, pero desde aquel momento, los duendes y yo convivimos en comunión y diariamente, en el mismo espacio y tiempo.

Roberto Benítez
www.Cursodeduendes.com

no-olvides

Etiquetado con: , , ,
11 Comentarios en “Una experiencia que me cambio la vida
  1. Bredath dice:

    claro que te creo amigo, eras un niño y no olvides que los niños son las personas que mas ven estas cosas! tu historia es muy parecida a una que viví hace tiempo…me tranquiliza saber que no soy a la única que le ocurren estas cosas… yo creo que los seres vivientes no solo somos el reino animal y vegetal…hay seres, seres muy pequeños hay seres que solo algunos podemos ver! creo en todo esto ,creo en su presencia, sobre todos en aquellos que viven en los arboles, ellos me mantinene en continua unión con la naturaleza! ellos juegan y viven con nosotros! saludos y sigue adelante con tus trabajos! 🙂

  2. hola maestro Roberto, soy de Bogota y aunque en mi pais no esté tan establecida esta cultura como en otros lugares, si puedo dar fe… que somos muchos los que hemos tenido sueños o encuentros reales con estos seres elementales…….. Y simplemente —– ellos estuvieron ahí para decirte cual iba hacer tu proposito en esta existencia…… para que por medio de tu trabajo;; le mostraras al mundo la existencia de estos personajes maravillosos y además honrarlos con tus creaciones!! Un abrazo fuerte desde Colombia

  3. DORA ALFARO dice:

    Hola Roberto ,me alegra saber que gracias a Dios no soy la única he tenido varias experiencias con ello los he visto jugar con mi perra,he visto cuando me han hecho bromas pesadas como hacerme caer y no por que sean malos si no porque son traviesos .cariños enormes

  4. Haydeé dice:

    Hola, hasta ahora no ví ningún duende, aunque me encantan, pero si percibo que están a mi alrededor. Vivo perdiendo las cosas, entonces como generalmente pasa en mi casa, le empiezo a pedir que me devuelvan lo que escondieron y al rato aparecen las cosas. Hace poco perdí algo de mi hija y no lo encontraba, lo busque y nada, estando conectada en FB leo que hay que regalarles algo dulce, les hable y les prometí caramelos de miel, fuí de nuevo donde ya había buscado y estaba lo que perdí, por supuesto les compre lo prometido. Ahora había perdido elementos que uso para manualidades y realmente los necesito, después de aprox. 10 días se me dío por hablarles y les prometí que sí encontraba mis materiales les cambiaba los caramelos, parece increíble pero en aprox. 1h. yo estaba trabajando con mis cosas. Se imaginaran que lo cuento y se me rien en la cara, principalmente mis hijas. No me importa yo creo en ellos, no me dan miedo al contrario me siento acompañada. No se modelar, pero tal vez lo intente. Cariños.

  5. Rober que emocionante! pienso que todos los duendesros creemos y algunos tuvimos la suerte de ver algo y otros no. Yo vi en un camping pero en un arbol como si fuera parte de el, tambien veia lucecitas amarillas mientras hacia haditas,pero ahora no las veo mas. gracias!!

  6. soledad dice:

    Q lindo!!! tendria q hacerlos asi los conocemos!!

  7. Chivy dice:

    Profe: Para mi los duendes eran cosa de mitos, historias de la cultura Celta, relatos de los hermanos Grimm. Cuando me inscribí en su curso y participando en el chat alguien comentó de que usted había tenido esta experiencia… Desde entonces asumo que existen, lo mismo que creo en los fantasmas y en los ovnis..porque al menos estos últimos he tenido la oportunidad de ver… Para mi todo esto ha sido una grata sorpresa y espero de verdad la pueda usted repetir y poder comunicarse con ellos.
    De lo que recuerdo en mi infancia fue haber levitado…es tan real para mi que creo que mi vértigo se debe a eso. Vi a mis padres desde unos 2 metros del suelo…¡Aunque usted, no lo crea!.
    Bello relato profe.

  8. Zandra dice:

    Pues yo si te creo, las cosas pasan siempre por algo y ellos se quisieron manifestar contigo por algo, de alguna manera mira ahora, tu nos enseñas como hacerlos así que quizá esa era una parte de la misión que ellos sembraron sin querer en ti y que gracias a eso nosotros estamos muy agradecidos de que compartas esta tú historia y ademas el arte que tienes para enseñarnos y hacer los duendecitos te mando mil bendiciones y hasta pronto Roberto besos…..

  9. Susana dice:

    Me encanto!!!!!!!!!

  10. Susana dice:

    Hola Roberto,que suerte que tuviste de verlos, a mi me desaparecen cosas que tardo en encontrar , yo pieso que es un duendeque juega conmigo!

  11. LORE dice:

    HAY ROBERT QUE SUSTO TENDRÍAS!!! TAN CHIQUITO!!!
    SE ESCUCHAN MUCHOS RELATOS SOBRE DUENDES EN DISTINTAS ZONAS, LINDOS RELATOS Y OTROS MUY FEOS, COMO LOS QUE DICEN QUE SE LLEVAN A LOS CHICOS. PREFIERO QUEDARME CON ÉSTE TIPO DE RELATOS. NO ME ASUSTAN, JAJA.
    POR SUPUESTO QUE CREO Y QUE NOS ACOMPAÑAN Y HACEN TRAVESURAS EN NUESTRAS VIDAS…YO EN CASA TENGO UNAS ESTATUILLAS DE DUENDES Y DE VEZ EN CUANDO ALGUNA TRAVESURA SE MANDAN…. ME ENCANTAN!!!!
    GRACIAS POR COMPARTIR ÉSTO CON NOSOTROS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.